Skip links

Limpieza final de obra. Fachada ventilada cerámica

Durante la ejecución de la obra, la fachada acumula restos de suciedad. Por este motivo resulta imprescindible llevar a cabo una limpieza de choque al finalizar la obra.

LIMPIEZA FINAL DE OBRA. FACHADA VENTILADA CERÁMICA 

Durante la ejecución de la obra, la fachada acumula restos de suciedad. Por este motivo resulta imprescindible llevar a cabo una limpieza de choque al finalizar la obra.

1. Una vez finalizados todos los trabajos de construcción que pueden producir suciedad o restos de materiales de obra proyectados sobre la fachada, se debe limpiar la fachada con agua a presión con una hidro limpiadora. Para facilitar la limpieza de los restos de polvo se puede diluir un detergente quitac ementos muy diluido 1:1000 (10 ml de detergente en 10 litros de agua) y aplicar con un cepillo de púas de plástico duras. La limpieza se debe ejecutar de la zona alta a la zona baja.

2. Si en alguna zona quedasen restos secos de material tipo cementoso, seguimos los siguientes pasos:

– Preparar una dilución en agua de un detergente quita cementos ácido, como DETERDEK de FILA. Deberemos empezar con una concentración baja según las indicaciones del fabricante. Se aplicará la disolución sobre los restos de suciedad utilizando un cepillo de púas de plástico duras.

Dejar actuar y en húmedo, sin esperar a que se seque, aclarar con abundante agua con hidro limpiadora para eliminar los restos y que no se depositen de nuevo sobre las piezas.

ALCALINIDAD DEL AGUA:

En zonas donde el agua tenga un alto grado de dureza y colores de fachada oscuros, se recomienda instalar un descalcificador para reducir el contenido en sales. En caso de no disponer de uno, se deberá secar con un paño limpio el agua inmediatamente después de limpiar para evitar los depósitos de cal.

LIMPIEZA PERIÓDICA. FACHADA VENTILADA CERÁMICA

El contacto directo de la fachada con la atmósfera y por lo tanto por la polución ambiental, así como con cualquier tipo de vapor, gas, líquido o elemento procedente del propio edificio o exterior, pueden producir depósitos de suciedad que afecten al aspecto de la fachada. La frecuencia de limpieza dependerá del grado de suciedad y polución ambiente de cada fachada.

1. Limpiar con agua a presión con una hidro limpiadora. El agua de limpieza será una disolución con detergente neutro.
2. En caso de zonas con manchas difíciles, se aplicarán productos específicos para cada tipo de mancha. Antes de aplicar un producto de limpieza, se debe realizar una prueba previa.

Adriana Solanas, Responsable Marketing Digital

Olga Carela, Responsable Calidad y Medio Ambiente

Este sitio web utiliza cookies para mejorar su experiencia web.
Explorar
Arrastrar